GOBIERNO PSOE-LEGANEMOS, ¿DIÁLOGO, PARTICIPACIÓN CIUDADANA?

Pues si nos ceñimos a los hechos, el diálogo, la participación ciudadana, la mejora de la calidad democrática de la ciudad, etc., se quedaron en los papeles de los programas electorales. Y es que no solo es evidente la falta de diálogo con colectivos vinculados al ámbito educativo (escuela de música, escuelas infantiles, escuela abierta, casa de niños…) sino que además vemos en cada pleno a un colectivo diferente que muestra su descontento ante el equipo de gobierno quejándose tanto de la situación que padecen como también de esa falta de diálogo (trabajadores del Ayuntamiento, Federación Local de Asociaciones de Vecinos, colectivo de personas sin techo…).

Aunque no lo digamos ya desde las plazas del 15M, muchos y muchas seguimos reclamando una democracia real y con más motivo en Leganés, que desde ya hace años se adhirió a la Ley de Grandes Ciudades. Dicha ley deja sin apenas competencias al Pleno, que en teoría, es donde está representada la voluntad de los vecinos y vecinas de Leganés. Se legisla mediante Junta de Gobierno a través de los concejales que forman dicho equipo. Así puede imponer su voluntad una minoría de concejales y sacar adelante medidas importantísimas para la ciudad a pesar de que el resto de concejales de la oposición (que son mayoría) estén en desacuerdo.

En relación al ámbito educativo, seguimos reclamando la participación de la Comunidad Educativa a la hora de tomar decisiones significativas que influyen en el día a día de la escuela pública, tanto dentro en la educación formal como en la no formal, a nivel regional de la Comunidad de Madrid y local de Leganés. Entre las cuestiones referidas a la participación, queremos centrarnos en el Consejo Escolar Municipal.

No entendemos por qué dejó de convocarse un Consejo que durante el primer año de la pasada legislatura funcionó relativamente bien. Se dotó de un reglamento propio y presupuesto, se convirtió en Observatorio Permanente del estado de la educación en Leganés, y se dotó de grupos de trabajo que se reunían entre consejo y consejo para sacar adelante las tareas acordadas. Se favorecía así el diálogo entre los colectivos que representaban a diferentes sectores del mundo de la educación formal y no formal, tomándose las decisiones  mayoritariamente por acuerdo. En definitiva, ese Consejo Escolar Municipal comenzaba a funcionar como un órgano de participación efectiva de la ciudadanía. Sin embargo, al igual que las Juntas de Distrito, dejó de convocarse ya en la anterior legislatura. ¿Cuál es el motivo? ¿A PSOE-Leganemos se le llena la boca en campaña de hablar de participación ciudadana pero a la hora de la verdad le molesta? Por los hechos, parece ser que así es.

La Comisión de Educación de Leganés reclama que se habiliten órganos de participación ciudadana; pero que no sean un simple postureo para justificar que se tiene en cuenta a la ciudadanía, sino que sean órganos de participación efectiva de los vecinos y vecinas de Leganés. Por ello solicitamos que vuelva a convocarse el Consejo Escolar Municipal; que retome el camino que comenzó en el primer año de la pasada legislatura (en ese período participábamos algunos miembros de la Comisión de Educación) teniendo en cuenta a todos los sectores del ámbito de la educación y que vuelva a tener contenido.

Existen numerosos temas que abordar desde el diálogo y la participación de la Comunidad Educativa. Por eso debe volver a convocarse cuanto antes pero sin EXCLUIR a nadie. Siendo esta práctica, la de la exclusión de entidades vinculadas con la educación, un peligroso precedente que no debería volver a consentirse. Pongámonos manos a la obra y atajemos los numerosos problemas que existen en el municipio a la vez que mejoramos la calidad democrática de nuestra ciudad.